En Chile

El Verbum Dei llegó a Chile 1996. Desde entonces, la actividad misionera no se  ha detenido en nuestro país, ahora con la presencia de las tres ramas, además de un laico misionero consagrado y una Familia Verbum Dei que crece en torno a la oración, el testimonio de vida y la predicación de la Palabra.

Los primeros tres misioneros del Verbum Dei en llegar a Chile lo hicieron el 19 de octubre de 1996 a la Diócesis de Valparaíso, invitados por la Iglesia local a ver una posible fundación del carisma es este hermoso país. Junto a ellos, el 31 de mayo de 1997 llegaron a Santiago un numeroso grupo de misioneros y misioneras procedentes de las casas de formación de Medellín (Colombia) para continuar su formación en Chile. Este curso estuvo en Chile hasta 1999. Las fundaciones de las ramas de misioneros y misioneras permanecieron. Desde el inicio, fuimos muy bien acogidos por la Iglesia. Hubo numerosas instituciones que fueron signo claro de la divina providencia. Nuestra enorme gratitud especialmente para las Hijas de San José y las Hermanitas de los Pobres.

 

En 1998 la rama de misioneras llegó a la V Región con una fundación en Quillota (donde se estuvo por un tiempo muy breve) y Quilpué, además de fundar en el sur de Chile, en Curicó (donde permanecieron hasta el 2002). Este mismo año 1998 se comenzó el proyecto de la casa de retiro de Pirque, que ha sido una bendición para la comunidad en Chile. Agradecemos a todos los que han cooperado con él.

 

En nuestros primeros años se apoyó la evangelización con jóvenes, matrimonios y adultos, pero principalmente en las universidades, tanto en Santiago, como en la Quinta Región y Curicó.

 

Los misioneros desempeñaron su misión en Valparaíso hasta finales de 1998; luego, las misioneras del Verbum Dei continuaron su misión también en esta ciudad, además de la fundación que tenían en Quilpué, Curicó y en Santiago (donde la rama de misioneras continuó aproximadamente un año más, antes de centrarse en Curicó y la Quinta región). Los misioneros se instalaron en Santiago. Entre abril del 2002 y diciembre del 2006, la rama de misioneros estuvo además en la diócesis de San Bernardo. 

 

En Santiago, después de peregrinar por varias casas en el centro de la ciudad, la Virgen del Carmen permitió que llegáramos a la actual casa de espiritualidad en la Capilla Ntra. Sra. del Carmen, en Providencia, el 16 de julio de 2000. Ahí se han venido reuniendo los diversos grupos y, además, ha servido parte de ella como casa para diversos pre-cursos y cursos de formación de misioneros de distintas partes del mundo. Actualmente, en ella vive una comunidad de misioneros y se realiza apostolado en español y en inglés, especialmente con la colonia filipina en Chile.

 

En Quilicura, comuna de Santiago, luego de varias misiones en el sector, se fundó una parroquia dentro de esta comuna: Parroquia San Juan Pablo II. Después de varios años haciendo las misas en las calles y las plazas, en septiembre de 2008 se inauguró con gran esfuerzo. Actualmente, funciona ahí una comunidad de misioneros ahí, que está a cargo de la parroquia y del apostolado en dicha zona de Santiago, apostolado tanto en español como en francés, debido a la colonia haitiana que ahí existe.

En el 2008 también se compró una casa en Viña del Mar, donde se fusionó todo el apostolado de la V Región y donde, hasta el día de hoy, vive una comunidad de misioneras. Además, el trabajo en distintas universidades de la zona, con diversos grupos de jóvenes, adultos y matrimonios.

Además, comenzó un curso de matrimonios consagrados (procedentes de Santiago y de la V Región). Sus primeros vínculos los tomaron el 10 de enero del 2016. A la fecha continúa este curso, que ya lleva tomados sus segundos vínculos.

La actividad apostólica continúa en Chile, ahora con la presencia de las tres ramas, además de un laico misionero consagrado y una Familia Verbum Dei que crece cada vez más en torno a la oración, testimonio de vida y la Palabra, para ser misioneros en Chile y el mundo.

fotos def.JPG